Logo de Hotel La Aguada Catamarca

Turismo Catamarca > Ancasti

El departamento Ancasti se encuentra ubicado al Este de la provincia de Catamarca.

Caracterizado por un variado paisaje que va desde la meseta de altura hasta la yunga de bosque tupido, las altas cumbers del Cordón del Ancasti y las serranías bajas que rodean la villa de Ancasti.

Entre los lugares únicos para visitar: los sitios de pinturas rupestres de la Cultura Aguada La Tunita y La Candelaria, la iglesia jesuítica de Ancastillo, el Dique de Ipizca y los Saltos del Este.



Cultura de La Aguada: La Tunita y sus pinturas rupestres

La Tunita se destaca por ser el reservorio de pinturas rupestres más importantes de nuestro país, que datan del 450 al 950 DC.

Al decir del Lic. Nicolás de la Fuente, descubridor de este sitio en 1969, "La Tunita, como es un espacio reducido, es único por la claridad del mensaje de las imágenes que alberga, no existe otro igual. Por el paisaje especial que la cobija, la presencia de las plantas alucinógenas, debió ser un centro clave para el mundo simbólico-religioso de La Aguada".

"Un paisaje especial con presencia de dos plantas alucinógenas: el cebil y el San Pedro, la eventual asociación humano-felino con el consumo de alucinógenos, la variedad de las figuras, los tocados, el tamaño (muchas figuras superan los 100cm. de altura) y la indudable filiación contextual de estas imágenes convierten a La Tunita en un centro dentro del arte rupestre americano".

"Sus pinturas de jaguares, serpientes y ¿chamanes? en asociación es patrimonio exclusivo de la llamada cultura de la Aguada, (...) las imágenes de las pinturas rupestres de La Tunita que descubrimos son las mismas imágenes de la cerámica, la piedra y los metales".

Cultura de La Aguada: Arte rupestre del sitio arqueológico La Candelaria

La Candelaria es considerada uno de los sitios arqueológicos más notables del noroeste argentino. Alejada de los asentamientos de vivienda, se supone que fue un lugar de reunión de sacerdotes (chamanes), lugar de rituales y ceremonias.

En cuanto al contenido de las iconografías de La Candelaria podemos testificar que es uno de los más ricos y complicados exponentes de habilidad chamánico, es decir de retratos vinculadas a rituales especiales de trance provocados por la mezcla de música con la ingestión o inhalación de sustancias vegetales psicotrópicas.

En la amplia cueva hay una gran cantidad de pinturas muy bien conservadas, describiendo rituales chamánicos, personajes humanos con cabeza de felinos, serpientes, pumas, llamas, etc. Estas pinturas pertenecen a la Cultura Aguada tardía, habiéndose comprobado que fueron realizadas entre el año 700 y el 1300 D.C.

En este precioso lugar de Catamarca algunas imágenes tienen todos los rasgos de la imaginería visionaria. Otras, son formas casi realistas, entre las que se encuentran dos escenas de baile compuestas por filas de hombres con mascaras. Hasta donde llega nuestro conocimiento la iconografía de La Candelaria es un caso excepcional para el arte rupestre argentino.

Emplazado en una pétrea garganta serrana, el Dique de Ipizca es un espejo de agua ideal para la pesca deportiva del pejerrey y la perca.

Está situado a 1000 metros sobre el nivel del mar, cerca de la ciudad de Ancasti. Además de la pesca, el magnífico lago artificial es un lugar ideal para el disfrute del canotaje y el kayakismo.

Entre las maravillas de sus paisajes los visitantes tendrán la oportunidad de realizar actividades en contacto con la naturaleza, disfrutando de los grandes espacios verdes y el aire puro que rodea al sector del dique.

En los alrededores del embalse se halla un mirador desde el cual se puede apreciar toda la ciudad de Ancastí y gran parte del embalse.

Se conoce como Saltos del Este a una serie de saltos de agua de entre 5 y 20 metros de altura con ollas trasparentes, como el Salto de la Iglesia, el Salto de las Cañas y El Chorro. La recorrida incluye la visita a añejos poblados como San Francisco, Yerba Buena o Los Quebrachos.

Estos hermosos saltos están ubicados en solitarios parajes, y se llega a ellos atravesando sitios arqueológicos pertenecientes a la Cultura de la Aguada (cultura pre-incaica): terrazas de cultivo y cuevas de increíbles pinturas rupestres.

Este circuito es ideal para hacer trekking a través de bosques, cañadas y quebradas, con avistaje de flora y fauna características del bioma de esta región.

Circuito ideal para hacer a caballo, recorriendo las cumbres de las Sierras hacia la Quebrada del Tipán, trepando arriba hacia los 2.000 msnm.

Hermosos paisajes donde se podrá disfrutar del avistaje del cóndor, rey indiscutido de las sierras y dueño de las alturas.

Vistas maravillosas de todo el Valle Central de Catamarca como así también de las Sierras del Ambato, del otro lado del inmenso Valle, matizadas por relatos de la Leyenda del Tesoro Escondido de los Jesuitas o Leyenda de la Piedra Pintada del Tipán, literatura oral del folklore popular de los lugareños que fue traspasándose de generación en generación.

Cuesta famosa por la zamba inspirada en sus vistas, y que identifica como ninguna otra cosa tanto a Catamarca como a este Valle Central. Sus vistas panorámicas dieron lugar a los versos de la zamba "¡Paisaje de Catamarca, con mil distintos tonos de verde! Un pueblito aquí, otro más allá, y un camino largo que baja y se pierde...".

Partiendo desde los 600 msnm que hay en su base, el camino serpenteante trepa recostado por el inmenso paredón del Cordón del Ancasti, entre cada vez más imponentes vistas y una vegetación bastante profusa. Al llegar a los 1.400 msnm, se arriba a un descanso, un punto panorámico que permite relajarse de la trepada y admirar el paisaje: el inmenso valle de distintos tonos, los cerros bajos de la Sierra Graciana, y el cordón opuesto, el Ambato, con sus altos cerros Crestón (4.200 metros) y Manchao (4.500 metros). Con renovadas fuerzas se acomete el tramo final, que arriba a la cuesta, a más de 1.800 msnm, donde la vegetación se transforma en amarillos pastizales de altura. Allí podemos admirar la ondulante meseta que se pierde y desciende suavemente hacia el este catamarqueño y se asoma al oeste, hacia el valle, en abruptos acantilados y profundas quebradas verdes.

Turismo Catamarca:

Contacto - Hotel La Aguada Catamarca

Si desea realizar una consulta, complete los siguientes datos y presione el botón "enviar". A la brevedad recibirá nuestra respuesta.

  • Tel (desde Argentina): 03548 (15) 50-0288; 011 5368-0180; 03834 47-0724.
  • Tel (desde el exterior): +54 93548 50-0288; +5411 5368-0180; +54 3834 47-0724.
  • Fax: +54 11 5368-2100 Ext. 0180.

En caso de existir problemas en el envío del formulario, escribir a alguna de las siguientes direcciones:

  • hotel.laaguada@gmail.com
  • info@la-aguada.com





* Campos obligatorios